Como un Buen Vecino

coveraugust2017

¿Conoces a tus vecinos?  Admito que no he hecho mucho esfuerzo en conocer a los míos.  ¡Por supuesto! en ocasiones me he presentado con ellos cuando los miro en sus jardines.  El problema es que regularmente olvido sus nombres aun después de habérmelos dicho y me da mucha pena volver a preguntárselos porque he vivido en el mismo vecindario por tres años.

Sin embargo, algunos de los vecinos han buscado a mi esposa o a mí – especialmente cuando necesitan ayuda para algo.  Muchas ocasiones nos han pedido llevarlos a diferentes partes.  Yo trato de ver el favor como algo bueno porque en nuestra antigua casa tuvimos muy pocas interacciones con nuestros vecinos, y ahora tenemos más oportunidades para ser mejores vecinos.  Por otra parte, estos favores muy rara vez vienen en ocasiones convenientes, y algunas veces son potencialmente peligrosas.

Como dijo Allison Coventry, la Pastora principal de la Iglesia de Ballard dijo en la reciente conferencia  Pacific Northwest:  “Amar a las personas sería fácil si no fuera por las mismas personas”.  (Yo no asistí a la conferencia, pero leí la nota en la página en Facebook, de la Pastora Asistente de la Iglesia Cross View, Jada Swanson).

Un vecino recientemente tocó el timbre de mi puerta y me pidió un favor mientras yo salía a una reunión de comité en la iglesia.  Ayudar a este vecino significó que yo llegaría tarde a la reunión.  No ayudarlo significaría que yo sería como el sacerdote que ignoró al hombre que fue asaltado y robado (Lucas 10:25-37).  Posiblemente el sacerdote también iba tarde a alguna junta de comité.  Luego el buen Samaritano ayudó, de acuerdo con la parábola de Jesús en respuesta a la pregunta: “¿Y quién es mi prójimo?”

Si yo ignoro a mis vecinos o a otras personas, tal vez estaría ignorando al Rey quien dijo, “Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño, lo hicieron por mí” (Mateo 25:40.)

Aunque no estemos haciendo algo directamente por Jesús, podemos servir a la gente por medio de quien Él trabaja.  Como dijo el Obispo David Kendall este año en la Conferencia Anual de Wabash: “Por alguna razón, Dios siempre escoge trabajar por medio de personas”.

Algunas veces nos enfocamos más en las pequeñas diferencias de las personas – incluyendo apariencia exterior (1 Samuel 16:7) – que en lugar de enfocarnos en cómo Dios puede trabajar por medio de nosotros.  Por ejemplo, algunos lectores expresaron preocupación en una foto que publicó esta revista de la cantante Lacey Sturm, una de los participantes de este verano en FMYC (fmyc.fminfuse.org). Sturm no estaba vestida inmodestamente, pero algunos lectores creyeron que el tatuaje de Sturm era muy “salvaje”.  Antes de criticar a Sturm, sin embargo,  veamos el testimonio que compartió con millones de personas como parte de la emisión del programa: “Mi Esperanza”, de Billy Graham  (fmchr.ch/lsturm).

Mi oración es que los músicos tatuados no me juzguen por mi apariencia monótona y que yo no los juzgue por la de ellos.  Necesito amar a la gente sin importar si se ven como yo o estén de acuerdo conmigo.  Estoy agradecido de que el temor no le haya impedido a alguien que apenas me conocía  llevarme del lugar en el que me había quedado varado hace unas semanas.  En las palabras de Strum: “El amar es ser vulnerable” (fmchr.ch/sturml).

Jeff Finley a servido como jefe de redacción de Luz y Vida desde 2011.  Anteriormente trabajó como reportero y redactor de Sun-Times Media. Es voluntario en varios ministerios de la Iglesia Metodista Libre John Wesley en Indianapolis.

Written By
More from Jeff Finley

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *