El Domingo de la Libertad Crea Nuevos Futuros

world2017

Nuestro mundo está quebrantado.

En los Estados Unidos, entre 100,000 y 300,000 jóvenes son vulnerables al tráfico de humanos, y al menos 60 por ciento de los jóvenes comerciados sexualmente proviene del sistema de adopciones. En Haití, se estima que 300,000 niños son vendidos o dados a otras familias como esclavos domésticos denominados Restaveks. Las Naciones Unidas y el Buró Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés) sospechan que en cualquier momento, 750,000 personas están en línea buscando sexo virtual con niños, y lo están encontrando en Manila, Filipinas.

¿Cómo respondemos a este mal?

Comenzamos con adoración. Unidos con nuestros hermanos y hermanas en la fe, levantamos nuestras voces con cánticos, clamor y oración al Dios que pone en libertad a los cautivos y trae esperanza y sanidad a las comunidades quebrantadas. La adoración nos forma y nos informa, y luego nos permite actuar. Cuando los cantos terminan y la bendición concluye, nos movemos a las calles como una poderosa fuerza de esperanza llena de poder del Espíritu Santo.

Éste es el propósito del Domingo de la Libertad. No es solo un día – es un movimiento. No es solo un programa – es un evento comunitario catalítico.

¿Por qué la esclavitud moderna es un trabajo de la comunidad? Porque el daño que se hace a los jóvenes en Estados Unidos, Haití, las Filipinas y otros rincones de nuestro mundo es un síntoma del quebrantamiento en nuestras comunidades. Familias son fracturadas, vecindarios fragmentados, sistemas vulnerados. La discriminación, el abuso, la adicción, la avaricia y la violencia en nuestras comunidades crean las condiciones para que la esclavitud y otras injusticias florezcan. No hay una “compostura” fácil, pero una respuesta comunitaria holística puede ayudar a traer sanidad a nuestras relaciones quebrantadas. Todos nosotros tenemos contribuciones que hacer en este proceso.

Durante los pasados siete años, el Domingo de la Libertad ha sido catalítico. Las iglesias han recolectado más de US$800,000 para más de 17 proyectos. Estos proyectos han ayudado a proteger a niños del Ministerio Internacional de Cuidado Infantil en India, Tailandia, Filipinas, Colombia y Etiopía. Juntos, hemos ayudado a levantar la Gloria de Edén, una casa de refugio para sobrevivientes del tráfico de humanos, y hemos dado pasos hacia la apertura de un hogar para chicas rumanas en Bulgaria. Hemos recolectado fondos para educación, prevención y restauración a lo largo de Estados Unidos, Europa Central y Oriental, y el Sureste de Asia. Ha sido mucho trabajo, ¡pero hay mucho más por venir!

Este año, tú y tu iglesia tienen la oportunidad de vivir Isaías 1:17: “¡Aprendan a hacer el bien! ¡Busquen la justicia y reprendan al opresor! ¡Aboguen por el huérfano y defiendan a la viuda!”

Tú y tu iglesia pueden hacer una diferencia real para los jóvenes en adopción, para los haitianos en esclavitud, y para los niños que son vendidos al sexo virtual. Levántate con ICCM, nuestros compañeros de Libertad Restavek y el Movimiento Liberación para ayudar a crear nuevos futuros para los vulnerables, los heridos y los quebrantados alrededor del mundo.

Pero el tráfico de humanos está en todos lados. Sí, incluso en tu pueblo o ciudad. Está en nuestros armarios y alacenas. Está a la vuelta de la esquina y a lo largo del globo. Todos nosotros tenemos trabajo qué hacer en nuestras propias comunidades. Todos nosotros necesitamos involucrarnos de alguna manera.

Aportar tus recursos puede tener un impacto que cambie las vidas de otros – y no solo recursos financieros sino espirituales también. El Domingo de Libertad es un recordatorio para usar cualquier habilidad y recurso que tengamos para traer libertad holística a nuestras comunidades. Es por eso que el Domingo de Libertad es para tí, su familia, tu iglesia y tu comunidad.

Somos llamados a seguir a Jesús. No nos conformemos sólo con hacer el bien, sino seamos transformados radicalmente y seamos una presencia transformadora en nuestro mundo quebrantado. Éste puede ser el “año agradable del Señor” para tu familia y comunidad, pero solo si estamos cumpliendo una misión con Jesús.

Como Jesús leía en la sinagoga a Isaías, “El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a proclamar libertad a los cautivos y dar vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos, a pregonar el año del favor del Señor.” (Lucas 4:18-19).

El Espíritu del Señor está sobre nosotros. No somos impotentes. Somos una poderosa fuerza para la libertad, la gracia, el gozo, la esperanza y la sanidad. Y todo inicia con adoración, continúa en adoración, y es adoración sin fin.

Únete a nosotros el 24 de septiembre. Adora en la dirección de la libertad. Visita  setfreemovement.com/events para registrarte.

Kevin Austin es el director del Movimiento de Liberación y un misionero Metodista Libre que trabaja para acabar con la esclavitud moderna.

Written By
More from Kevin Austin

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *