La Iglesia No es Acto de uno Solo

Hace 150 años Dan Rice poseía un pequeño circo que incluía a un solo caballo. Siendo que los trucos ecuestres eran la principal atracción en los circos de aquel tiempo, los competidores se mofaban de su “Función de un solo caballo.”

Pero aquel talentoso empresario prosperó. Transformó el insulto en un alarde, y la función de un solo caballo de Girard, PA., llegó a ser una de las atracciones más famosas del siglo. Llegó a reunir una de las compañías ecuestres más finas que se podían encontrar, misma que fue inmortalizada en el cap. 22 de “Las Aventuras de Huckleberry Finn,” pero no queremos caer en el error de decir la moraleja antes de la historia.

Sin duda Rice amaba aquel desempeño de un solo caballo. Él era no solamente importante; él era el show. ¡dio resultado! La multitud de los detractores y los que preferían ver las cosas en grande fallaron en comprender que aún en cantidades pequeñas, la calidad es lo mejor.

No quiero faltar al respecto cuando aplico una analogía circense a la iglesia (aunque a veces la sopa del martes en nuestra cocina tenga la atmósfera de un circo de tres pistas), pero temo que muchas iglesias Metodistas Libres se regocijen en el acto de un solo y talentoso ministro. El grupo de alabanza levanta el ambiente, el juego de luces lo mantiene, y llega el momento para el acontecimiento principal: un sermón lleno del Espíritu, entregado con pasión y estilo.

Un patrón así quizás puede funcionar muy bien por un rato. ¿Pero qué le parece reunirse para compartir los dones espirituales dados a cada persona? 1 Corintios 12 nos enseña a respetar a cada cristiano individualmente con sus varios dones, funciones y trabajo. El ministerio debe ser un compañerismo en el que participan todos los creyentes, La persona más humilde y sencilla trae algo qué compartir en la mesa del Señor.

Admiremos, apreciemos y utilicemos los talentos dados por Dios a la vez que reconocemos que Él da los talentos a cada uno, como cristianos crecemos con el servicio. Puede ser que como iglesia sana podamos encontrar un consuelo nostálgico en la función de un solo caballo, pero su verdadera misión se cumple cuando el número de sus ministros es igual al número de sus miembros.

 

 

Written By
More from TIM HUFF

Nuevo Diseño, Mismo Objetivo

The Earnest Christian (El Cristiano Ferviente) que surgió en 1860 declaró: “Nuestro...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *