Cantos de Cambio

changechangeandmorechange

El tema del cambio en una revista nos parece apropiado en nuestra cultura inmersa en cambios continuos. Incluso nuestros partidos políticos parecen estar pasando por cambios que pocos expertos predecían hace solo un año.

Probablemente yo no sea la persona más adecuada para escribir sobre el cambio, pero tomé un examen para el trabajo, y los resultados mostraron que a mi tipo de personalidad “no le gusta el cambio”, más bien prefiere un “ambiente predecible y estable”.

Afortunadamente, los demás autores de este número son expertos en el cambio. Uno de ellos es mi jefe, miembro de la Generación Milenial, quien enfatiza que su generación es conocida por el cambio.

Como miembro de Generación X (conocida por la apatía), debo admitir que tengo problemas con mantenerme al margen con algunos cambios sociales, como las tendencias de la moda. Ayer, escogí mi primer nuevo par de lentes en 8 años. Escogí aros de plástico para remplazar los aros pasados de moda. Eso significa que los aros de plástico estarán en la lista de los “no te lo pongas” para el próximo año.

Claro, mi cambio de lentes no tenía que ver con la moda. Me había dado cuenta que a duras penas podía leer las letras de los cantos en la pantalla de la iglesia. Para parafrasear una canción de Bob Dylan, “ Mis ojos, están cambiando” .

En un pasaje que hace eco a otro canto en 1960 (¡Vuelve! ¡Vuelve! ¡Vuelve!” Por los Byrds), Eclesiastes 3:1 revela que el cambio es necesario: “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.”

En la búsqueda de cantos más contemporáneos me llevó a “Cambio” por la estrella de música country Taylor Swift, quien canta de que “esta revolución, llegará el tiempo para nosotros al fin ganar, y cantaremos ¡Aleluya!”

No tengo muy en claro a qué cambio hace referencia Swift, tal vez ella está cantando sobre su propio cambio de estilo de música a través de los años. En otro de los versos no estoy seguro de entenderlo completamente, el Apostol Pablo escribe: “No todos dormiremos, pero todos seremos transformados” (1 Corintios 15:51.) Cuando ese cambio llegue, creo que todos podremos también cantar ¡Aleluya!

Written By
More from Jeff Finley

Libertad de Pecado

El pecado siempre es dañino. Es un contaminante por naturaleza y sus...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *