¿Te Hace Falta y lo Necesitas?

3E1A0436

“El Señor es mi pastor, nada me faltará” (Salmo 23:1).

Yo me considero un cristiano “creyente de la Biblia”, pero admito que cuando leí por primera vez este texto tan familiar, me vinieron otras ideas. Después de todo, no tengo gran cantidad de dinero en mi cuenta de banco, conduzco un desvencijado automóvil de 14 años de antigüedad (alguien que subió conmigo una vez me dijo que sintió como si hubiera ido a bordo de un avión a la hora del despegue), los reporteros de la televisión podrían grabar algunos episodios de las mejoras que le hacen falta a mi casa y a mi patio. Muchos de mis paisanos estadounidenses dirían que me hacen falta muchas cosas.

En este punto, algunos de mis lectores estarán listos para responder con una etiqueta o hashtag en redes sociales: #firstworldproblems (problemas de primer mundo). La verdad es que yo puedo contar fácilmente mis bendiciones en lugar de mis carencias. Mi esposa trabaja para ICCM (Ministerios Infantiles Internacionales), que ayuda a niños de más de 30 países, y estoy seguro que muchos residentes de esos países se fijarían en mi estilo de vida y dirían: “A ese tipo no le hace falta nada”.

Esto no hace que yo sea más espiritual que los que viven en esos países. No soy un creyente del llamado “evangelio de la prosperidad” (es posible que los que esto afirman sean comediantes de la TV). Yo no creo que el nivel espiritual de una persona tenga ninguna relación con lo que tenga en su cuenta de banco—aunque la abundancia puede ser una piedra de tropiezo al crecimiento espiritual (Mateo 19:24).

Mis necesidades se resuelven en parte con mi trabajo (mismo que depende de que tú y otros lean esta revista, impresa o en línea). Como nos recuerda la Pastora Roberta Mosier-Peterson en su artículo de “Acción” que corresponde a este mes: “Dios diseñó nuestro trabajo diario para bendecir y beneficiar al mundo”.

Nuestras necesidades no son solamente financieras. Son físicas, emocionales y espirituales, Fíjate en las vidas personales de los famosos, te darás cuenta que su éxito, su fama y buena apariencia no les traen satisfacción. Sólo el Pastor puede ayudar a una oveja a repetirle a otra las palabras del salmista: “Nada me faltará”. Como dice la Pastora Kristen Marble en el artículo “Discipulado” de este mes: “La provisión de Dios para nuestras necesidades comienza con un corazón que lo busca”.

En una sección titulada: “Punto de partida de la Multiplicación—Avivamiento/Renovación, el Plan de Multiplicación de la Iglesia Metodista Libre USA (fmchr.ch/fmmplan) revela “una gran necesidad de la presencia de Dios, sea que se la identifique o no, que se echa de ver en los desafíos externos de la sociedad, un eventual reconocimiento de la necesidad; la intervención de Dios para llenar la necesidad, personas que inspiran a otros, que explican y promueven la obra del Espíritu Santo; y finalmente, un vasto número de cambios más allá de la conversión, que provienen de la obra perfecta del Espíritu Santo. … A partir de esta profunda necesidad, tenemos una oportunidad de ver un fluir del Espíritu Santo en nuestro mundo”.

En el artículo de “Enfoque…” de este mes, el Pastor Jeff Baxter nos hace recordar que “el punto de partida para un fuego de avivamiento eres tú”. A propósito, si estás pensando en un presente de graduación de la escuela preparatoria que pueda servirte para atraer el avivamiento al campus de la universidad ¿Por qué no revisas nuestro libro de Baxter: Zondervan/Baxter Collins: “La Última Guía para ser un cristiano en la universidad?: No te olvides de Empacar También tu Fe”.

Sigue leyendo este número para conocer también el sabio consejo del Obispo David Roller y la cobertura de noticias de los eventos de Equipamiento para la Excelencia y la Expansión (E3), que encienden el fuego.

Jeff Finley ha fungido como editor-gerente de Luz y Vida desde 2011. Anteriormente trabajó como reportero y editor de Sun Times Media. Él es un voluntario en varios ministerios de la Iglesia Metodista Libre John Wesley, de Indianápolis.

Written By
More from Jeff Finley

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *