Sirviendo a los Demás y Cumpliendo 150

January2018CoverPhotoonline (1)

Vivo a una milla (kilómetro y medio aprox.) de una iglesia que tiene un cerco de cadenas alrededor de su estacionamiento y una puerta que parece una sección del cerco sobre ruedas.

Nunca conduzco cerca de esta iglesia los domingos por la mañana porque mi congregación se encuentra en la dirección opuesta, pero paso frecuentemente por ahí el resto de la semana, y el estacionamiento siempre da la apariencia de estar bloqueado por el cerco y la puerta cerrada. La iglesia no ha cerrado permanentemente, de acuerdo a su anuncio y su sitio de internet, pero nunca he visto algún auto o personas en el área a pesar de su ubicación cerca del cruce de dos avenidas principales.

En ocasiones me pregunto por qué esta iglesia permanece inaccesible a excepción del domingo por la mañana. La iglesia no está en un área de alta criminalidad. Tal vez algún chico del vecindario demandó a la iglesia cuando se cayó de su patineta en el estacionamiento.

El templo no es grande, de modo que la congregación pudiera ser demasiado pequeña como para costear una secretaria. Tal vez el pastor es bivocacional y no puede tener un horario de oficina. Debe haber una razón perfectamente buena para mantener bloqueado el acceso, pero aún me duele cada vez que veo el cerco y la puerta.

Se puede llegar caminando a la iglesia desde al menos dos fraccionamientos cercanos y me pregunto si alguno de los residentes extrañaría la iglesia si la puerta permaneciera cerrada los domingos por la mañana también. Probablemente estoy haciendo conjeturas. Tal vez la puerta permanece cerrada para mantener a los miembros enfocados en servir a sus comunidades en lugar de reunirse en el templo.

¿Cómo podemos – como individuos y como iglesia/el cuerpo de Cristo (Romanos 12:5, 1 Corintios 12:27, Colosenses 1:18) – servir a nuestras comunidades de manera significativa? Si desapareciéramos, ¿lo notarían nuestros vecinos y comunidades?

Continúa leyendo este número de Luz y Vida y descubre lo que significa ser un líder servidor a través de la poderosa visión del obispo Matthew Thomas y lee acerca del liderazgo siervo del capellán Charles “Chaz” Maldonado quien ayudó en Puerto Rico durante y después del paso del huracán María. También recibirás consejos y ejemplos prácticos de dos expertos – los pastores Glenn Teal y Shane Bengry – sobre cómo una iglesia puede y debe servir a su comunidad. Lee cómo la familia del pastor Michael McMullen convirtió su propiedad en un centro de rehabilitación para que hombres encuentren libertad en Cristo.

Han pasado 150 años desde que el Rev. Levi Wood publicó la primera edición numerada de El Metodista Libre (ahora conocido como Luz y Vida) el 9 de enero de 1868. (Esta publicación es aún más antigua si contamos las copias de prueba en 1867). Siglo y medio después, mis colegas y yo trabajamos para asegurar que el legado de Wood continúe al producir una publicación impresa que dirija a los lectores hacia la luz y la vida eternas (Juan 1:4) mientras ayudamos a que tú y los demás lectores sean una luz que traiga vida a otros (Mateo 5:14-16, Efesios 5:8-13). Aunque esta publicación alcanzaba primordialmente a Metodistas Libres en el pasado, nuestros artículos en línea en lightandlifemagazine.com y revistaluzyvida.com han encontrado una audiencia extendida de lectores alrededor del mundo quienes no han tenido una conexión previa con la Iglesia Metodista Libre.

Si esta publicación o su sitio web desaparecieran, ¿extrañarías a Luz y Vida? ¿Cómo puede el equipo de Luz y Vida servirte mejor? Envía un mensaje a info@fmcusa.org y háznoslo saber.

Jeff Finley sirve como editor ejecutivo de Luz y Vida, equipo al que se unió en 2011 después de haber trabajado como reportero y editor para Sun-Times Media.

Written By
More from Jeff Finley

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *