Se de Bendición

Screen Shot 2018-02-04 at 10.20.06 PM

Si eres fan de la banda irlandesa de rock U2, es posible que haya escuchado dos canciones en el nuevo álbum del grupo, “Songs of Experience” (Canciones de Experiencia), que presentan al popular rapero Kendrick Lamar. Normalmente no citaría las letras de Lamar por la advertencia de “aviso parental” en las portadas de sus álbumes, pero vale la pena escuchar sus versos que conectan el final de una canción de U2 con el inicio de la siguiente:

“Dichosos los arrogantes, porque el reino de su compañía les pertenece. Dichosas las superestrellas, porque ante la magnificencia de su luz, entendemos mejor nuestra propia insignificancia. Dichosos los ricos en harapos, porque solo ustedes pueden realmente poseer lo que pueden regalar, como su dolor. Dichosos los abusivos, porque un día tendrán que enfrentarse con ellos mismos. Dichosos los mentirosos, porque la verdad puede ser incómoda”.

Si estos versos te intrigan, tal vez quieras dar un vistazo a estos otros que son mucho más antiguos: “Dichosos los pobres en espíritu, porque el reino de los cielos les pertenece. Dichosos los que lloran, porque serán consolados. Dichosos los humildes, porque recibirán la tierra como herencia. Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados. Dichosos los compasivos, porque serán tratados con compasión. Dichosos los de corazón limpio, porque ellos verán a Dios. Dichosos los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios. Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque el reino de los cielos les pertenece. Dichosos serán ustedes cuando por mi causa la gente los insulte, los persiga y levante contra ustedes toda clase de calumnias. Alégrense y llénense de júbilo, porque les espera una gran recompensa en el cielo. Así también persiguieron a los profetas que los precedieron a ustedes” (Mateo 5:3-12).

Este número no fue inspirado por U2 (aun cuando aparentemente yo fui una de las pocas personas agradecidas de que su anterior álbum  inesperadamente apareciera de manera gratuita en las bibliotecas de iTunes). Antes que el nuevo álbum de la banda aterrizara, el equipo de Luz y Vida ya había decidido basar la mayoría de nuestras ediciones de 2018 en los últimos versos – conocidos como las Bienaventuranzas. Su autor, Jesucristo, es la luz que nos trae vida y la fuente de inspiración de esta revista por 150 años consecutivos.

La pastora Roberta Mosier-Peterson no sabía que implementaríamos una serie sobre las Bienaventuranzas cuando inicialmente entregó el artículo de la sección Enfoque de este mes. Sin embargo, es un excelente artículo para “arrancar” una serie sobre las Bienaventuranzas.

Como ella misma pregunta: “¿Estamos bendiciendo a otros y nos estamos convirtiendo en personas de bendición?”

Esta edición de Luz y Vida destaca a “los pobres en espíritu”. Admito que siempre ha sido un poco confuso para mí determinar quién encaja en esa categoría. Por fortuna, el obispo David Roller y el pastor Jim Miller aportan sus expertas perspectivas acerca de lo que significa ser “pobre en espíritu”, y lo que no significa. El pastor Erik Anderson entrevista a una persona que ejemplifica lo que significa ser pobre en espíritu.

En este número también publicamos un fragmento del nuevo libro de la misionera Phyllis Sortor, cuyo secuestro hace tres años este mes alcanzó los medios internacionales. Gracias a Dios, ese secuestro no detuvo a Sortor de ser una bendición para la gente de Nigeria.

¿No te gustaría ser también una bendición?

Jeff Finley sirve como editor ejecutivo de Luz y Vida, equipo al que se unió en 2011 después de haber trabajado como reportero y editor para Sun-Times Media.

 

Written By
More from Jeff Finley

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *