Tal Como Somos

child-945422_1280

Mi mente se transporta al considerar el tema para el artículo de esta edición basado en las palabras de Jesús en Mateo 5:5 “Dichosos los humildes, porque recibirán la tierra como herencia”.

Pienso, “Señor: ¿como puede ser esto? Después de todo, aquellos que detentan grandes porciones de esta tierra frecuentemente parecen carecer de humildad.  No tienen personalidad de tipo A (nada en contra de los de tipo A, aunque soy más del tipo B, o hasta C), presumen su salud, habilidades y logros mientras ignoran las fortalezas y logros de otros.

Mientras escribo esto el 21 de Febrero, también pienso en la noticia de última hora de la muerte del evangelista de 99 años Billy Graham. Graham no fue perfecto (nadie lo es), pero él predicó el evangelio fielmente mientras evitaba los escándalos que plagaban otros evangelistas famosos en televisión.  Para citar “Religious News Service” (Servicio de Noticias Religiosas), Graham  “fue responsable de difundir el evangelismo en todo el mundo, convirtiendo millones en persona y mediante transmisiones, y alentándolos a nutrir sus vidas cristianas en las congregaciones locales”.

Mientras me preparaba para irme a trabajar esta mañana, el Noticiero interrumpió la cobertura de las olimpiadas para reportar la muerte de Graham.  La cadena transmitió el vídeo de una entrevista de  hace décadas en el cual Graham dijo: “No quiero que me sigan. Soy solo una herramienta en las manos de Dios para proclamar el mensaje de buenas nuevas”.

Recientemente le pregunté a un colega miembro de la Iglesia Metodista Libre John Wesley como empezó asistir a la iglesia hace años a pesar de haber venido de un trasfondo Hindú.  El inmigrante indio dijo que la conexión vino después de haber asistido a una cruzada de Billy Graham en Indianápolis al aceptar la invitación de un familiar de su vecino.

Mientras viajaba a India este año, vi por la ventana del omnibus y pensé haber visto el rostro familiar de la hija de Graham, Anne Graham Lotz en un afiche.  Después me di cuenta de que Lotz había sido la oradora en una reunión de oración ahí.  El legado Graham continua.

La cobertura del periódico Huffington Post, de la muerte de Graham incluye una declaración que hizo durante el movimiento de los derechos civiles: ¨Jesús no fue un hombre blanco; Él no fue un hombre negro.  Provino de esa parte del mundo en donde se unen África, Asia y Europa.  La cristiandad no es una religión del hombre blanco, no permitas que nadie te diga que es blanco o negro.  Cristo pertenece a todos los pueblos; Él pertenece a todo el mundo¨.

Si, Cristo pertenece a todo el mundo, y nosotros le pertenecemos a Él si nos entregamos a Él en humildad.  “En él también recibimos herencia” (Efesios 1:11), pero la herencia viene

¨no por obras, para que nadie se jacte¨ (Efesios 2:9).  En las palabras de Graham, ¨Cuando nos llevamos el crédito por lo que hemos logrado, sacamos a Dios del cuadro¨.

No todos podemos entregar un sermón poderoso como Billy Graham o Anne Graham Lotz.  Pero sí podemos venir humildemente a Cristo cantando las palabras del himno de 1835 que cerraba las cruzadas de Graham.  “Tal como soy, tan débil, pobre y ciego. Vista, riquezas y salud encuentro. Y cuando necesito, si a tus plantas ¡Oh Cordero de Dios! Acudo, vengo”.

Jeff Finley es el editor ejecutivo de Luz y Vida, se incorporó en el 2011 después de haber trabajado como reportero y editor para los medios del Sun-Times. Fue a la India en enero como invitado de la Universidad Amigos de Emmanuel (fmfoundation.org/iu), y puedes conocer más sobre sus experiencias en la sección Mundo de este mes.

Written By
More from Jeff Finley

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *