Homo Unius Libri

Screen Shot 2018-12-18 at 9.32.25 AM

A lo largo de la historia se han escrito libros estupendos. La “República”, de Platón; “Hamlet”. de Shakespeare; “La Guerra y la Paz”, de Tolstoi; “Las Aventuras de Huckleberry Finn”, de Twain, “Orgullo y Prejuicio”, de Austen, la “Odisea” de Homero. “Mero Cristianismo”, de Lewis estaría entre ellos. Hay muchas listas de los mejores libros de todos los tiempos. Dependen de lo que te gusta en un libro; si te gusta la ficción o no; la historia o el misterio, el drama o la biografía. En un nivel diferente, hay libros que se han escrito y que varias religiones consideran inspirados en algún nivel. La Biblia, el Corán, los Sutras, los Vedas y el Libro del Mormón serían algunos de los más notables. Nuevamente, para definir el mejor, probablemente dependerían del sesgo o la educación de una persona.

Definitivamente, la Biblia está por encima de todos los demás en números vendidos (3,9 mil millones), idiomas en los que se ha traducido (más de 2,000), cantidad de personas que la han leído o pueden citar partes de ella, cantidad de sociedades, culturas y gobiernos que se han formado o han sido influenciados significativamente por ella (más de 2,300), y sus versiones en inglés (alrededor de 120). Esos números solo hacen que una persona se detenga con asombro, especialmente porque la mayoría de los escritos sagrados de otras religiones fueron escritos por un autor, en un momento y lugar, desde una perspectiva y sin corroborar el testimonio. Pero esos son solo números. ¿Por qué ha sido tan influyente? ¿Qué tiene la Biblia que la hace única?

Se han escrito libros enteros para responder a estas preguntas. No intentaré dar respuestas extensas. Simplemente notaré algunas de las razones por las que la Biblia está por encima de todos los demás libros. La Biblia fue escrita a lo largo de más de 1,000 años, detallando eventos y personajes en tres continentes, escrita por aproximadamente 40 personas en al menos tres idiomas, con otros pocos idiomas utilizados en pequeñas porciones. Más allá de la gran complejidad observada por los números anteriores, los escritores de diferentes épocas, lugares e idiomas hablan en una armonía notable sobre los elementos centrales del mundo. Dan un mensaje unificado acerca de Dios, la humanidad, la creación, el propósito, el pecado, la salvación, la vida después de la muerte, la eternidad y las recompensas y castigos finales. Los hilos llevan la singularidad de los autores y culturas a partir de los cuales escribieron, pero la unidad general de la Biblia, es notable dada la diversidad desde la cual fue escrita.

Todo eso y muchas más, son la razón principal por la que la Biblia es única. Tiene su propia autoridad. Se escribieron profecías que se cumplieron muchos años y, a veces, generaciones después de que fueron pronunciadas. Su naturaleza real e histórica ha servido como referencia para los arqueólogos, lingüistas, científicos y geógrafos. No es meramente un libro de filosofía, sino una verdad precisa y una revelación misteriosamente auténtica. No escatima ningún detalle al hablarnos sobre el carácter de Dios, su interacción con la humanidad, los repetidos intentos fallidos de la humanidad para corregir el rumbo y la solución de Dios para nuestro fracaso. Es un libro completo que habla objetivamente en la historia y subjetivamente al corazón de cada ser humano.

Además, la Biblia tiene respuestas. Responde las preguntas centrales que todos tenemos y nos da una ventana para comprender mejor a Dios. Responde a la pregunta: “¿Cómo llego a donde se supone que debo ir y cómo hago lo que se supone que debo hacer?” Responde las preguntas esenciales sobre cómo debemos vivir.

Quizás por eso, el fundador del movimiento Metodista, John Wesley, dijo que a pesar de que era un escritor prolífico y devoraba libros antiguos, la Biblia era el único libro que tenía el más alto honor sobre todos los demás. Él dijo: “He pensado que soy una criatura de un día, que pasa por la vida como una flecha por el aire. Soy un espíritu que viene de Dios y vuelve a Dios; solo flotando sobre el gran golfo, hasta que ya no soy visto. ¡Caigo en una eternidad inmutable! Quiero saber una cosa: el camino al cielo. Cómo llegar a salvo a esa feliz costa. Dios mismo se ha dignado a enseñar el camino; para este fin él vino del cielo. Lo ha escrito en un libro. ¡Oh, dame ese libro! ¡A cualquier precio, dame el Libro de Dios! Lo tengo. Aquí hay suficiente conocimiento para mí. Déjame ser “homo unius libri ”(un hombre de un solo libro).

Nosotros, que somos Metodistas, más de 200 años después de la muerte de Wesley, nos unimos a él con ese mismo sentir. Los obispos de la Iglesia Metodista Libre somos “homo unius libri” y te invitamos a unirte a nosotros. Dedicamos tiempo a Dios leyendo la Biblia. Buscamos diariamente maneras de ser obedientes a Dios, leyendo la Biblia. Recibimos nuestro mayor consejo al leer y meditar en las palabras que se encuentran en la Biblia. Aprendemos a orar, a relacionarnos y a enfrentar las dificultades, leyendo la Biblia.

Este año, estaremos dedicando un tiempo para recordar, renovar y re-educarnos en cómo la Biblia debe desempeñar un papel importante en nuestro desarrollo espiritual. Permite que los artículos que siguen te ayuden a profundizar, apreciar más y vivir más fructíferamente a medida que creces para comprender a Dios y al mundo a través de este libro único, autoritativo e incomparable.

El obispo Matthew Thomas ha sido parte activa de la Iglesia Metodista Libre desde 1979. Sus roles ministeriales incluyen pastor, plantador de iglesias, misionero y superintendente.

More from Obispo Matthew Thomas

Libertad de Pecado

El pecado siempre es dañino. Es un contaminante por naturaleza y sus...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *