Involucrando la Cultura

NEWS1

Como seguidores de Cristo, no siempre encajamos en el mundo en el que vivimos. De hecho, la mayoría de
las veces nos veremos caminando a contraflujo de la cultura popular en ciertas áreas de la vida. Es necesario que tengamos un fundamento bíblico sólido en el cual basarnos en medio de un escenario cultural que cambia a cada momento. En ese mismo cambio constante, debemos de saber cómo la eterna Palabra de Dios conforma nuestro entendimiento de los temas actuales, y cómo podemos compartir el evangelio de una manera compasiva y resuelta con el pueblo que nos rodea.

Podemos ofrecer distintas respuestas a la cultura cambiante. Podemos conformarnos a ella. Podemos comenzar a comprometer lo que creemos y la manera en que actuamos a fin de aceptar la cultura que nos rodea. Sin embargo, tenemos que reconocer que nuestra meta no es hacer más fácil seguir a Jesús. El mensaje del evangelio siempre va en contra de la cultura, y muchas veces es ofensivo al corazón humano.

El extremo opuesto es separarnos de la cultura o salirnos — distanciándonos tanto que podemos no volver a tener otra interacción con el mundo que nos rodea. Podemos también tomar la acción combativa volviéndonos antagónicos y a la defensiva. Esta reacción considera a la cultura como un enemigo al que hay que derrotar en lugar de un pueblo al que hay que salvar. Nuestra meta es mostrar que Cristo es verdadero y que vale la pena. Alejar a las personas de la iglesia es igual de incorrecto que alejarnos de nuestra cultura.

La actitud que debemos tener es aceptar la cultura con convicción y compasión. Estamos firmemente del lado de la verdad de Dios. Empoderados por el Espíritu. Para extender el amor de Cristo hacia el mundo. Nuestro deseo no es conquistar sino redimir. Es importante lo que hacemos, cómo lo hacemos, y por qué lo hacemos. Involucrarnos en nuestra cultura literalmente es cuestión de vida o muerte, tanto para los no alcanzados como para la misma iglesia. Una respuesta equivocada a la cultura es al mismo tiempo enfermiza e impía.

De modo que aprendamos la manera de evaluar la cultura, y varias maneras de involucrarnos en nuestra cultura de una manera práctica. ¿Cómo alcanzamos a los mileniales para Cristo? ¿Cómo alcanzamos a las personas que no son iguales a nosotros? ¿Por qué es tan importante lo que hacemos en la iglesia? ¿Son efectivas las maneras que utilizamos para llegar a los no alcanzados, o sólo “¿Lo hacemos así porque es como siempre lo hemos hecho?”

En el grupo de involucramiento en la cultura, escucharemos a líderes eclesiásticos que han utilizado varios métodos y están prosperando en el ministerio por sus habilidades en involucrar su cultura en su contexto y lugar. Es el poder de Dios en acción cuando cumplimos Su llamado de “ir por todo el mundo.”

Raisa Fabre es fundadora y pastora principal de la Iglesia GracePoint cerca de Lowell, Massachusetts; la Superintendente regional del Área Metropolitana de Boston de la Conferencia Metodista Libre Hechos 12:24: y líder del Grupo de Enfoque del Involucramiento Cultural en la Conferencia General 2019 (gc19.org).

Written By
More from Raisa Fabre

Libertad de Pecado

El pecado siempre es dañino. Es un contaminante por naturaleza y sus...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *